!Atención! Si quieres colaborar con algún articulo, contacta con nosotros enviando un email a social.media@nrdigital.es

  • Lo que necesita un profesional

    Publicado por: Rafael García Miguez , 05/29/2013 Leido ( 551 ) veces.

    La experiencia en la vida nos proporciona el estar un escalón más cerca del éxito en nuestra siguiente situación a la que nos vamos a tener que enfrentar. El conocimiento es el punto de partida en que nos apoyamos cuando nos encontramos frente a una nueva situación, un proyecto, un pro­blema o un reto.


  • La experiencia en la vida nos proporciona el estar un escalón más cerca del éxito en nuestra siguiente situación a la que nos vamos a tener que enfrentar. El conocimiento es el punto de partida en que nos apoyamos cuando nos encontramos frente a una nueva situación, un proyecto, un problema o un reto.

    Pero el conocimiento por sí sólo no asegura el éxito. Hay distintos factores y variables que afectan al tiempo de resolución de la tarea, o incluso, en algunos casos, son determinantes en el resultado final. La experiencia y el sentido común nos ayudan con esos factores y variables. Por ello, el conocimiento junto con el sentido común y la experiencia nos hace sentirnos más seguros a la hora de comenzar a abordar cada situación que se nos plantea.

    La seguridad también afecta cuando nos enfrentamos a un problema o a una entrevista de trabajo. En el mundo laboral, cuando tratamos con nuestros jefes o clientes, la seguridad es un punto importante que no hay que desestimar, tanto el sentirnos nosotros seguros, como que el cliente o nuestro jefe la perciban. Si un jefe o un cliente no nos ven seguros, somos “carne de cañón”. Cualquier decisión nuestra será cuestionada, por lo que nos pondrán en dificultades a la hora de desempeñar una actividad y tal vez no podamos ejecutarla de la forma planeada por nosotros y tengamos que cambiar a mitad de camino. Esto, como mínimo, nos llevará a un retraso en la finalización y a un probable fracaso. Por ello, la comunicación en el mundo empresarial también es un asunto muy importante.

    La comunicación está presente en todas las fases y en todas es igual de importante. Nos ayudará tanto para conocer cuál es el problema o necesidad, como para transmitir la solución propuesta.

    El saber escuchar, el saber en qué momento podemos opinar y el saber expresarse verbal y gestualmente es fundamental en el punto de partida. También el mantener informado tanto a nuestros jefes como a nuestros clientes de una situación dotará de transparencia a nuestro trabajo, lo cual nos puede hacer ganar un punto de confianza y puede allanarnos el camino.

    Ilusión, ganas de trabajar y capacidad de sacrificio. Obviamente, sin estos dos factores no hacemos nada. No hay nada peor que levantarse por la mañana sin ilusión o pensando que ir a trabajar es una pesadilla. Por otro lado, a todos nos ha pasado el tener que hacer ese esfuerzo extra para cumplir con nuestro trabajo ante una puntual situación. Si no somos capaces de hacer lo posible por sacar el trabajo adelante, no estaremos del todo satisfechos con nosotros mismos y nuestros jefes y clientes tampoco, con lo que vuelve la desconfianza y, por consiguiente, pondrán en tela de juicio nuestro trabajo y profesionalidad.

    Adaptarse, actualizarse y mente abierta. La forma y el tiempo de adaptación frente a los cambios o a una forma de trabajar marcará nuestro futuro. Por ello, deberemos prestar la suficiente dedicación y estar siempre alerta. Esto alimenta nuestro conocimiento y experiencia, por lo que también tiene su especial importancia. Para cada solución hay diferentes formas de llevarlas a cabo, por lo que no deberemos centrarnos en una sola. Habrá que descartar aquellas soluciones cuya forma de llevarlas a cabo sean más complejas.

    Sencillez. La forma en que enfocamos la solución es quizás la que más peso tenga. La experiencia nos dice que, normalmente, la línea recta es la forma más rápida de llegar al objetivo. La línea recta, en nuestro caso, es la de buscar la solución más sencilla posible para la resolución de un problema o necesidad. Cuanto más sencilla sea la solución, más fácil será de llevarla a cabo y reduciremos el número de variables e imprevistos que penalicen su desarrollo. De igual forma, será más fácil de mantener, implementar y dotará a nuestra solución de escalabilidad y seguramente tenga mejor rendimiento cuanto más sencilla sea, pero para ello será necesario realizar un buen análisis y hacer todas las preguntas posibles, aunque algunas parezcan obvias, pues cada jefe o cliente pueden tener una idea distinta.

    Profesionalidad, compromiso y mimetización con el cliente. Los problemas de nuestros clientes son nuestros problemas. Por ello, involucrarnos como si formáramos parte de nuestros clientes, el ponernos en su piel, junto con nuestra profesionalidad, en la que incluimos conocimiento, experiencia, comunicación y sencillez a la hora de afrontar nuestros proyectos, ligada a una excelente dirección de empresa, ha hecho que Notesring Services, S. L., a pesar de ser una empresa joven y estar en tiempos económicamente difíciles no sólo se haya mantenido, sino que haya ido creciendo sobre todo en este último año.


    Rafael García Miguez

    Director de proyectos en NotesRing Services, S. L.
    rafael.garcia@notesringservices.es









Deja tu dirección email y te notificamos las novedades.

Suscripción


Publicidad

NotesRing Services,S.L.
Revista
Patrocinadores